miércoles, 27 de agosto de 2008

Slingshot

Varias definiciones:
Y qué tiene que ver todo esto???

Bueno, en particular me siento como si yo fuera la carga o piedra en la catapulta, lista para salir disparada. El mecanismo en tensión, y simplemente esperando que se dispare.

No hay mucho por hacer: ya está todo dicho de antemano, todo decidido: la trayectoria, el ángulo de despegue, el lugar de la caída. Lo que siento es más o menos como lo que siento cuando estoy en el carrito de la montaña rusa... sube, sube, sube, llega al final de la subida, y se asoma al inicio real de la montaña rusa: la caída. Y la caída es free style: poca posibilidad de control.

Algo parecido cuando salte bungee jumping en Puerto Vallarta en México: desde una rampa en un acantilado hacia el Pacífico: pagás, caminás al extremo de la rampa, te atás, y después te queda saltar, y cuando das el paso al vacío, ya está. En realidad ya está todo decidido desde antes...

Lo bueno de estas maniobras es que la verdad salen muy bien!

Solo revisar las misiones de espacio profundo y vemos que son buenas maniobras!

Y como los planes para una misión tripulada a Marte estamos haciendo nuestra mudanza en un perfil de misión en partes, o Split-Mission Strategy.

O sea, primero salió Albertina en el mejor espíritu de los rovers marcianos Spirit y Opportunity: scouting de la zona.

En Control de Misión empacamos las cosas, y se mandan en dos paths:
  • uno rápido aéreo donde se envian las cosas más críticas para asegurar una misión de corto plazo del explorador (leáse ropa interior, zapatos - muchos -, pantalones caqui, pantalones jeans, camisas, camperas, más ropa...), y algunas cosas necesarias para cuando llegue la misión tripulada (leáse juguetes y libros para las niñas),
  • otro más lento por barco, donde van más libros, DVDs y CDS (asumiendo largas tardes mirando el mar, particularmente en la época del monzón), más ropa, y más juguetes.
Además se dejan las cosas preparadas en Tierra Base para poderlas controlar a distancia, y se prepara la partida final tripulada.

Obviamente que durante los tiempos entre cada maniobra de Lift off se mantiene contacto radial y se van ajustando detalles de la maniobra final. La más decisiva fué la de posponer la maniobra final con el resto de la tripulación unos diez días más: básicamente Albertina me pidió un tiempo más para asegurar un lugar de aterrizaje mejor, en el mejor espíritu del Mars Orbiter buscando buenos "landing sites".

Así que la fecha final del último Lift Off es el 2 de Septiembre. Y en este caso se usa otra aproximación: de Este a Oeste, vía el transpolar y vía Australia... tres (3) días reales de órbita, cuatro (4) días calendarios de tránsito...



Y también se van haciendo ajustes a la programación del scout mediante el envío de comandos: "mandar plata" "sent"...

Pfft!

Qué tipo de misión es?

Para ir despejando dudas, no es una misión Franciscana, tampoco de conquista y mucho menos de colonización.

Es realmente una misión de exploración... tampoco es exploración espiritual! Pero como la planificada misión tripulada a Marte, no es económicamente viable llevar todo desde Tierra base, así que es necesario procurarse el combustible para la vuelta y otros elementos necesarios. O sea que es necesario un tiempo para plantar, cultivar y cosechar y luego poder planificar la vuelta....

Espero que quede claro....

3 comentarios:

Ana Laura dijo...

Queda claro...
Me encantó.
Se acerca el día del lanzamiento:
SUERTE, SUERTE,
SUERTE,SUERTE, SUERTE
y a DISFRUTAR DEL ENCUENTRO!!!
Sigan escribiendo,
Abrazos,
Flia Bellotto

Marina dijo...

Entendimos...Nosotros seguimos acumulando millaje, creo que si LAN nos cambia por puntos alguno de nuestros engendros, tu amigo acepta encantado...Ya no sabe cómo más juntar millas...Ya te vas hoy, así que qué te puedo decir...Muchísima suerte durante el viaje, que las nenas duerman, que las azafatas sean indulgentes, que las nenas duerman...( si los escribo tres veces será demasiado??) Muchos besos,
Marina

Familia Parraud dijo...

Bueno, un aporte.
El Slingshot tuvo un efecto desaeado pero no buscado de último momento, tomando energía de lanzamiento en la casa de Parraud en Santiago. Todo gracias a LAN y sus sistemas predictivos suceptibles a movimientos ortogonales (Si somos familias convencionales... ¿por qué siempre caemos en las excepciones?)
En castellano, el cronograma del salto alrededor del mundo sufrió un retraso de 24 hs en Santiago, que fueron bien aprovechadas para una cuasi-lacrimógena pausa. Lo sorprendente es que el landing en Marte siguió agendado para el mismo día y hora! Todo ganancia! Gracias LAN!
Besos y feliz re-encuentro!