domingo, 10 de mayo de 2009

Bebe Toba

Bebe la toba!

Básicamente en Tetum:
  • "El bebé duerme"
  • "El bebe no duerme"
español
  • "Baby sleep"
  • "baby does not sleep"
inglés
  • "Crianca dorme"
  • "Crianca nao dorme"
portugués

Y el bebé es la Miss Cranky Eloísa!

Siendo Mayo del 2009, Eloísa tiene 2 años de no dormir! Una situación que pone nerviosos a todos los integrantes de la familia y los que están alrededor también.

Por supuesto que Bebe toba. Pero le alcanza simplemente con 8hs por día, en el mejor de los casos 10hs!
Pasaron 3 meses y la familia esperaba que Eloisa duerma aunque sea 6, u 8 horas seguidas por lo menos. Pero no.

Además el proceso de conciliar el sueño puede durar más o menos entre una hora (mínimo) a 2 horas. Cualquiera queda simplemente destruido en el proceso de hacerla dormir. Básicamente agotado. El proceso de hacer dormir al bebé ya destroza los nervios, pero se ha observado que también el hecho de que el individuo a cargo planifique "vida después del bebé", como por ejemplo, dedicarse a la útil tarea de chequear emails, actualizar FaceBook, actualizar este blog, o intentar trabajar, hacer las valijas para el viaje del siguiente día, preparar el picnic (para no olvidar nada!), terminar de trabajar, etc, simplemente empeora la situación. Dado que es imposible no tirarse de zambullida en la cama luego de poner a dormir al bebé, la frustración de no poder ejecutar el plan que la persona había planificado refuerza el "síndrome Felipe".

Este síndrome se entiende como el proceso de dejar para más tarde un tarea necesaria de cumplir, o no poder decidirse entre dos (o más) tareas. El individuo sin embargo no se relaja ante la perspectiva de no hacer una tarea o alegra al haber tomado una decisión placentera (ver una buena película en vez de hacer las compras, por ejemplo), sino que su mente lo sigue torturando por no haber ejecutado la tarea. En algunas publicaciones mas serias lo llaman "Procastinar", pero aquí preferimos la denominación de "Síndrome Felipe"

Por si esto ya no fuera suficiente para destrozar el andamiaje psicológico de cualquier individuo, el hecho que una vez dormido el bebé, este generalmente se despierta durante la noche y require de 30 minutos a 90 minutos de cuidados para hacerlo dormir de nuevo: las estadísticas demuestran que se despierta (o semi despierta) el 75 por ciento de las noches, generalmente de mal humor. Otro estudio revela que el 25% de las veces es tan grande el "mal humor" del bebé que no solamente el proceso de volverlo hacer dormir llega al límite de 90 minutos, sino que es bastante traumático (leáse llantos, patadas y quizas por el estilo), otro 50% el mal humor es mild, y el restante 25% quizás se duerme rápidamente en los brazos pero continua con una noche de patear, cabecear y dar vueltas por una cama King Size: las siguientes 4 horas de sueño son simplemente una tortura para cualquiera que asuma la responsabilidad de mantener el sueño tranquilo del resto de la familia.
Se ha observado que la tortura continua, dado que las pocas horas de sueño relativo (evidentemente son las que el bebé necesita) hacen que tampoco los individuos a cargo de velar por Morfeo puedan o 1) levantarse más temprano en pos de disminuir la sensación "Síndrome Felipe" o 2) recuper perdidas horas de sueño recuperador. Básicamente antes de que cualquier individuo en sus cuarenta haya podido recargar suficiente batería, el bebé se despierta! Y está a 200% de activida, como las siguientes fotos lo demuestran:

Motivos?


Estamos convencidos por los estudios comparativos entre varios sujetos entre los 0 y 24 meses (una extensa muestra de dos), que cualquier explicación psicoanalítica a esta edad está pifiada. Bebe toba o Bebe la toba. Así de simple! por cuestiones que seguramente son genéticas (aguanta más el hambre, lo aguanta menos), por otras que son embrionarias (menos o más chocolate la madre durante el embarazo, lo que seguramente influye en la crankiness del bebé), y por efectos de desarrollo fisiológico (por ejemplo, cuán rápidamente desarrollan bien la digestión, tienen o no tienen reflujo, cuán rápido le salen los dientes, etc) son las que influyen en este tipo de comportamientos, en particular dormir, dormirse, y levantarse a media noche. Sin ponernos en reduccionistas, podemos decir que llevar una vida ordenada y tener buenas prácticas en lo relativo al sueño tienen su influencia, pero digamos que comienzan a ser un vector real de cambio de comportamiento a partir de los 24 meses en adelante.
Si tiene reflujo, desde chico, no va a poder dormir mas de 2-3 horas seguidas, aún 6 meses después del nacimiento! El bebé además desarrolla una aversión a dormir horizontalmente y la única manera que se calma luego de despertarse por efecto del reflujo es verticalmente: o sea a upa del progenitor/a. Este comportamiento se termina transformando, entre los 18 y 24 meses ya en un comportamiento mas psicoanalizable de que el bebé solo quiere dormir con los padres o a upa: infame. Recomendamos tratar el reflujo de tal manera que no se desarrolle ese mecanismo que luego refuerce comportamientos de dependencia para cosas básicas.
Los dientes son un problema: claramente debe ser terrible que te salgan esas cosas en medio de la boca. No creemos que tratar de convencer al bebé de que se la banque lo haga mas estoico (por ejemplo siguiendo las recomendaciones de Duermete Niño de dejarlo llorar hasta que se agote en su cama. Me gustaría hacerle crecer los dientes a los autores de ese libro de nuevo y ver como lo re escriben!). Tiene menos de 24 meses: cualquier "remedio" conductista o psicoanalítico no tiene sentido: simplemente le duelen terriblemente los dientes: usen los analgésicos correspondientes y ya está.
Con respecto a la cantidad de horas mínimas que un niño de menos de 24 meses debe dormir, obviamente la muestra nuestra indica que va desde las 14 a 10 horas diarias, incluyendo la siesta. Y que hay diferentes curvas para cada media: es decir, aquellos que duermen alrededor de 14 horas, algunas noches se torrarán 12 horas, otros días 10 horas. Los que están en el segmento de las 10 horas, algunas noches se torrarán 8 horas o benditas 9 horas, y otras noches dormirán 7 horas y listo: están súper (y los progenitores en el horno).
Y no hay nada que hacerle, es genético. Estamos seguros, aunque no hay estudios que lo demuestren feacientemente, de que este rango tiene sus razones evolutivas. Obviamente que dormir menos y estar bien, deja más tiempo para actividades durante el día, haciendo a esos individuos potencialmente más productivos (quizás también haya tenido sentido en el contexto de cuando éramos pasto de los Tigres Diente de Sable). A pesar de que recargan baterías dormir entrecortado aún en el rango de los 24 meses, cuando ya se los puede considerar que tienen su psique formada y lista para captar sutilezas de relacionamiento y otros detalles (en esta etapa se acabó la etapa que uno puede hablar cualquier cosa enfrente de ellos porque "no entienden") son claramente más eléctricos. Esto reforzado con los esfuerzos nerviosos y tratamientos futiles de los progenitores de hacerlos dormir los comienza a hacer mas 'cranky'. Esto los hará mas dispuestos a enfrentarse a otros? Con más ganas de arremeter contra las cosas en general? de tirar para adelante?
Los que duermen más seguramente tienen más tiempo de procesar cosas que el cerebro procesa durante el sueño, y esto tenga ventajas en cuanto capacidad analítica y potencialmente imaginación creativa (esto va a depender además de si son del tipo que recuerdan sueños o no recuerda sueños). Obviamente que en general al dormir son tratados de manera más relajada, y seguramente esto ayudará a que se desarrollen como personas potencialmente más relajadas, lay back, o simplemente me "importa un culo".
Nos queda claro el efecto importante en el desarrollo de la personalidad de estos pequeños detalles que escapan de toda lógica freudiana como están en la etapa anal, o cosas por el estilo. Es mucho más simple:
  • duerme/no duerme (todo lo que le gustaría a los progenitores),
  • sufrió con los dientes/no sufrió,
  • tuvo reflujo/no tuvo
No pierdan tiempo con "Duermete Niño", endroguenlo en Adrogué!

Que hacer?


Bancarsela, que le van a hacer. Otra no queda. Básicamente porque todas las recomendaciones potables son en estos días políticamente incorrectas, más o menos dependiendo de que país sean/vengan/vivan y de su condición socio económica. Por ejemplo esta lista de potable, pero políticamente incorrecta es:
  • mandarlos con otra familia que los devuelva cuando ciertos indicadores se hayan cumplido (dejó los pañales; puede dialogar y entender comandos "quedáte acá, no salgas corriendo" por ejemplo; se va a dormir solo, duerme toda la noche, y cuando se levanta es capaz de preparse su propio desayuno;le salieron todos los dientes)
  • play grounds con pupilaje, al mejor estilo utopia comunista
  • tirarles con dardos de Daktari
  • no encargarse
Lo que si podemos recomendar fuertemente: no pierdan el tiempo con el librito...


2 comentarios:

Soriente dijo...

Y si, el sueño es un problema. Ahora justamewnte Mariel esta tratando de hacer dormir a Lucía. Y ya lleva una hora.

karhu dijo...

No les creo nada, ese bombonsito duerme como un angelito!!!!!